Bienvenidos!

Creemos firmemente en lo positivo que es el ajedrez para los niños por lo que consideramos muy importante poder transmitirlo a todos desde estos cursos online donde los guiaremos y responderemos todas vuestras dudas.

 Es importante la transmisión del juego de padres a hijos de abuelos a nietos o de profesionales especializados al comenzar, simplemente porque el niño estará más cuidado en estos primeros pasos en donde es muy importante que  se relacione con el ajedrez desde la alegría.

EL aprendizaje del ajedrez en los niños tienen múltiples beneficios ya que estimula el desarrollo de las estructuras cognitivas mediante la concentración, memoria, atención, coordinación, abstracción y desarrollo de tácticas y estrategias componentes esenciales en el juego-ciencia.

A grandes rasgos se podría decir que la conducta ofrece dos dimensiones esenciales y estrechamente relacionadas, la afectiva y la cognoscitiva que suministra las estructuras según las cuales se realiza el intercambio entre el mundo exterior y el sujeto.

La dimensión cognoscitiva se organiza a su vez en una serie de sub-estructuras que desembocan en otras tantas operaciones encaminadas a lograr la adaptación del niño al medio.

Por ello al estimular el razonamiento lógico mediante el ajedrez estamos colaborando a la formación de esas estructuras que va a facilitar la adaptación al sistema intentando alejarlos de futuras conductas desadaptadas ya que el niño a través de las partidas aprende a controlar sus impulsos, disciplinar la conducta, fortalecer la paciencia y a controlar sus sentimientos de frustración ante la derrota y convertirlos en energía positiva para enfrentar el próximo reto superando los errores cometidos.

Estudios realizados demuestran que los períodos de atención/ concentración aumentan favoreciendo el aprendizaje.

El desarrollo de una partida presenta múltiples alternativas y tiene generalmente una duración significativa, una desatención puede ocasionar la pérdida de la misma ,por lo tanto el ajedrecista debe mantener un alto grado de concentración durante la misma, se comienza por un entrenamiento con períodos cortos incrementándolos en el tiempo hasta lograr la generalización a otras áreas como la escolar.

Análisis y síntesis: Durante la partida de ajedrez el niño se enfrenta en cada jugada a múltiples alternativas y a la necesidad de contestar a la amenaza del contrario y a plantear a su vez una amenaza al rival. Ello hace que deba analizar múltiples alternativas de respuestas y sintetizar cual es la más apropiada, desarrollando a su vez un pensamiento crítico.

Memoria: debido a la multiplicidad de alternativas para cada jugada durante una partida de ajedrez y al relativo corto tiempo para escoger la mejor respuesta ,para el ajedrecista la memoria es un aliado muy importante, muchas de las respuestas pueden basarse en la experiencia o el conocimiento del ajedrecista de posiciones similares jugadas o estudiadas en otras partidas.

Empatía: Es imprescindible considerar que hay un “otro” que realiza jugadas para comprender la estrategia del oponente y para anticiparse a sus acciones las cuales hay que observar para poder responder adecuadamente y así ganar la partida.

Resolución de problemas y toma de decisiones: El ajedrez genera responsabilidad en la toma de decisiones, por que remite a hacerse cargo en cada jugada que un realiza. Durante la partida, el niño enfrenta diferentes problemas para los que debe definir y aplicar una estrategia de solución. Como el tiempo es un factor limitante en las partidas de ajedrez deben también tomarse importantes decisiones sobre la estrategia a seguir bajo presión de tiempo.

Socialización: El ajedrez favorece la integración dentro de los grupos ya que no es importante la edad, ni la nacionalidad, ni el idioma, pueden jugar niños con jóvenes o con personas mayores y no hay que ser un gran jugador para participar en los torneos abiertos.

A nivel personalidad: Fomenta la capacidad organizativa y el equilibrio entre lo racional y lo emocional.

Creatividad e Imaginación: En el ajedrez no es suficiente con responder a las jugadas del oponente o tratar de seguir patrones de jugadas estudiadas o practicadas previamente a fin de lograr ven-tajas claras sobre el contrincante, el ajedrecista debe imaginar posiciones distintas a la que está presente en el tablero y definir estrategias que le permitan llegar a ellas.

Aceptación de Reglas: En el ajedrez se requiere el seguimiento de una serie de reglas cuyo incumplimiento no es aceptable y es penalizado. El niño tampoco puede echarle a nadie la culpa de sus errores son sus propias capacidades y acciones las que determinan su desempeño. En el ajedrez se promueve la honestidad y la integridad del jugador.

El ajedrez es un combate mental en el que para mejorar hay que empezar dominándose a sí mismo e ir incrementando el nivel de juego mediante estudio, esfuerzo, experiencia y práctica. La suerte no es factor de importancia en el juego es el mejoramiento de habilidades y el conocimiento dl jugador el que lo hará mejor. Esto hace que conforme se vaya mejorando en el juego se vaya incrementando la autoestima y tomando más confianza para aprender.

Esperamos que sea un camino que juntos podamos recorrer con alegría!!

BIENVENIDOS!!